EL OBISPO DE SAN SEBASTIÁN ANUNCIA MEDIDAS PARA ACOGER REFUGIADOS

09-09-2015

Llama a familias, parroquias y comunidades a que se sumen a la iniciativa

 

En su homilía en Arantzazu, en la Misa Solemne por la celebración de la festividad de la patrona de Gipuzkoa, el obispo de San Sebastián a anunciado que la diócesis se dispone a poner en marcha una serie de medidas de acogida y ayuda a los refugiados de Siria e Irak.

 

En concreto estas son las medidas que ha anunciado nuestro Obispo D. José Ignacio, que serán concretadas en próximos días:

a) Nos dirigimos a las familias, parroquias y a las comunidades religiosas que tengan la posibilidad y la disposición de acoger a los desplazados de Irak y Siria que soliciten asilo político.
b) La acogida que se brindaría a los desplazados tendría una duración de un año, encargándose posteriormente CÁRITAS de su realojamiento e intervención.
c) Durante este año, las familias de acogida tendrán el acompañamiento necesario de CÁRITAS
d) Las familias y comunidades dispuestas a ofrecerse para este servicio, deberán conectar con sus párrocos, los cuales se pondrán en contacto con los servicios centrales de CARITAS en San Sebastián, de cara a la coordinación necesaria.
e) La Iglesia Católica pondrá estos recursos de acogida a disposición de los organismos oficiales encargados de coordinar la acogida a los refugiados.

             A lo anterior, el obispo de San Sebastián ha hecho una petición a las potencias occidentales para que pongan fin a los conflictos que tantas víctimas están provocando: “Añadimos a lo anterior que nuestro deber moral en esta crisis internacional no termina con la acogida hospitalaria de los prófugos, sino que también tenemos una gran responsabilidad en la solución del conflicto armado que está en el origen de esta migración masiva. Estos refugiados de Siria e Irak que llegan a Europa tienen derecho a vivir en su propia tierra, de la cual han sido expulsados por el llamado Estado Islámico. La supervivencia del cristianismo en Oriente Medio está en grave peligro; y no podemos olvidar que estamos hablando de comunidades cristianas que se acercan a los dos milenios de existencia”, ha dicho nuestro obispo.

 

En este sentido se ha unido al llamamiento hecho por el Patriarca greco-melquita de Antioquía, Alejandría y Jerusalén, una de las máximas autoridades católicas de Oriente Medio; un llamamiento dirigido a comunidad internacional para “que no se limite a acoger a los refugiados, sino que se implique en detener el conflicto desde sus raíces”. Ha subrayado que “la intervención militar humanitaria internacional es un deber moral, a la que tantas veces se ha referido la doctrina social de la Iglesia Católica”.

 

D José Ignacio ha concluido su homilía avanzando que en nuestra diócesis, Cáritas está estudiando los conductos más adecuados para hacer llegar nuestra ayuda a los afectados de esta guerra en Siria e Irak y que espera próximamente dar noticia de diversos proyectos concretos.

Y ha dicho que el compromiso de solidaridad no hará discriminación por motivos de religión ni de orígenes étnicos, aunque ello no obsta para que tengamos una preocupación especial por los cristianos de aquellos lugares, que son objetivo prioritario en este exterminio.

 

                                          LEER LA HOMILÍA COMPLETA

 

Esta entrada fue publicada en Noticias / Berriak y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s