WERT NO ES EINSTEIN

La ciencia sin religión es coja y la religión sin ciencia está ciega. (Albert Einstein)En el “debate” suscitado por el nuevo currículo de Religión Católica -no por el currículo de Religión Islámica o Evangélica- el ministro de Educación, José Ignacio Wert, aceptó que «puede plantearse un posible conflicto entre enseñanzas científicas y las religiosas». Para afirmar después que «no hay ningún problema, porque son órdenes distintos, el científico y el religioso, así que el Gobierno no tiene que conciliar nada porque no hay nada que conciliar».

Permítasenos citar estas frases de Albert Einstein sobre la relación entre religión y ciencia:

  1. Quiero saber cómo Dios creó este mundo. No me interesa este o aquel fenómeno, en el espectro de este o aquel elemento. Quiero saber Sus pensamientos; el resto son detalles.
  2. La ciencia sin religión está coja. La religión sin ciencia es ciega.
  3. Mi religión consiste en una humilde admiración del ilimitado espíritu superior que se revela a sí mismo en los pequeños detalles que podemos percibir con nuestra frágil y débil mente.
  4. Todo el que está seriamente involucrado en la búsqueda de la ciencia se convence de que un Espíritu se manifiesta en las leyes del Universo ,un espíritu muy superior al del hombre, frente al cual uno con nuestros modestos poderes debe sentirse humilde.
  5. El sentimiento religioso de los científicos toma la forma de un extasiado asombro ante la armonía de la ley natural, que revela una inteligencia de tal superioridad que, comparada con ella, todo el pensamiento sistemático y la actuación de los seres humanos es un reflejo absolutamente insignificante.
  6. No hay forma lógica para el descubrimiento de las leyes elementales. No es sólo el camino de la intuición, que es ayudado por una sensación de orden que está detrás de la apariencia.
  7. La mente intuitiva es un regalo sagrado y la mente racional es un fiel sirviente. Hemos creado una sociedad que honra al sirviente y ha olvidado el regalo.
  8. La cosa más bella que podemos experimentar es el misterio, es la fuente de todo arte y ciencia verdaderos.
  9. Cuando la solución es simple, Dios está respondiendo.
  10. Dios no juega a los dados con el universo.
  11. Dios es sutil pero no malicioso.
  12. El hombre que considera su propia vida y la de sus semejantes como carente de sentido no es solamente desgraciado, sino casi descalificado para la vida.
  13. La mente humana no es capaz de comprender el Universo. Somos como un niño pequeño entrando en una enorme biblioteca. Las paredes están cubiertas hasta los techos con libros en muchas lenguas diferentes. El niño sabe que alguien debe haber escrito esos libros. No sabe quién ni cómo. No entiende los idiomas en que están escritos. Pero el niño señala un plan definido en la disposición de los libros, un misterioso orden que no comprende, pero sólo vagamente sospecha.
  14.  Lo importante es no dejar de hacerse preguntas. La curiosidad tiene su propia razón de existir. Uno no puede dejar de estar en temor cuando contempla los misterios de la eternidad, de la vida, de la maravillosa estructura de la realidad. Es suficiente si uno trata simplemente de comprender un poco de ese misterio cada día. Nunca pierda una sagrada curiosidad.
  15. Lo que veo en la Naturaleza es una estructura magnífica que podemos comprender sólo muy imperfectamente, y que esto debe cubrir una persona pensante con un sentimiento de humildad. Este es un sentimiento genuinamente religioso que no tiene nada que ver con el misticismo.
  16. La mejor emoción de la que somos capaces es la emoción mística. Aquí yace el germen de todo arte y toda ciencia verdadera. Cualquier persona a la que este sentimiento es ajeno, que ya no es capaz de asombro y vive en un estado de miedo es un hombre muerto. Saber que lo que es impenetrable para nosotros realmente existe y se manifiesta como la más alta sabiduría y la belleza más radiante, cuya forma bruta sólo son inteligibles a nuestras facultades pobres, este conocimiento, este sentimiento … que es el núcleo del verdadero sentimiento religioso. En este sentido, y sólo en este sentido, me encuentro entre los hombres profundamente religiosos.
  17. La inteligencia nos aclara la relación entre medios y fines. Pero el mero pensamiento no puede darnos una idea de los fines últimos y fundamentales. Para dejar en claro estos objetivos fundamentales y las valoraciones y ponerlos rápidamente en la vida emocional del individuo, me parece que precisamente la función más importante que la religión tiene para moldear en la vida social del hombre.

 

Albert Einstein. Mis ideas y opiniones. Publicado por Bon Ton. Barcelona, págs 32-47.

Esta entrada fue publicada en Opinión / Iritzia, Recursos / Baliabideak y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s