RECHAZADA LA LEY PARA REDUCIR LA RELIGIÓN AL MÍNIMO EN NAVARRA

Decae la proposición de Ley Foral para reducir al mínimo la carga lectiva de religión establecida en la normativa básica estatal

La abstención de PSN y el voto en contra de Navarra + al artículo único dejan sin contenido el dictamen de la Comisión de Educación y ponen fin a la tramitación de la iniciativa de I-E

La Comisión de Educación ha rechazado el artículo único de la proposición de Ley Foral sobre la enseñanza de la religión y sus alternativas y ha dejado sin contenido el dictamen de la iniciativa legislativa de I-E, que fue tomada en consideración en el Pleno del pasado 31 de octubre con el voto en contra Navarra Suma y el respaldo del resto del arco parlamentario. La abstención del PSN ha hecho inútil el apoyo de Geroa Bai, EH Bildu y Podemos-Ahal Dugu al titular de la propuesta.

La proposición de Ley impulsada por Izquierda-Ezkerra tenía por objeto reducir al mínimo, ya desde el curso escolar 2020/21, la carga lectiva de la asignatura específica de religión y sus alternativas (de dos horas a una), de conformidad con la normativa básica estatal, de obligado cumplimiento en todos los niveles educativos de Navarra.

Antes de concretarse en votación el rechazo al artículo único, Navarra Suma había expresado su apoyo a una enmienda de Geroa Bai dirigida a mantener la plantilla presupuestaria y orgánica del colectivo docente de religión con contrato laboral indefinido, de manera que los cambios normativos o legislativos que respecto a dicha asignatura pudieran introducirse no supondrían “ni pérdida de puestos de trabajo, ni merma de los porcentajes de sus contratos”.

A tal fin, para poder implantar lo dispuesto a partir del próximo curso académico, PSN sugería vía enmienda establecer un plazo de 15 días naturales para, mediante la modificación de las órdenes Forales 46/2015 y 51/2014, fijar un número de sesiones mínimo (en minutos) por área de conocimiento, tanto en Educación Secundaria como en Primaria. Las horas restantes quedarían a disposición de los centros, una vez “autorizados” a desarrollar sus propios programas y planes de mejora, si bien otorgando prioridad a la “prevención del fracaso escolar”.

En ese contexto, se ha discutido otra enmienda de Podemos-Ahal Dugu I-E, cuya alternativa a la autonomía de los centros pasaba por precisar desde el Departamento de Educación, en el plazo de tres meses, el horario y el currículo de la asignatura-área llamada a ocupar el espacio que dejaría religión. A tal efecto, se sugería dedicar el currículo de esa materia a “educación cívica, afectivo-sexual, para la convivencia, la igualdad y la no violencia”.

Ante la falta de apoyos a una y otra enmienda de adición, se ha solicitado un receso con la idea de consensuar un texto alternativo que, finalmente, no ha cuajado. Seguidamente se ha procedido a votar el artículo único, cuyo rechazo ha dejado a la proposición de Ley sin dictamen y sin posibilidad de afrontar el examen final en Pleno. El voto en contra de Navarra Suma y la abstención de PSN han puesto punto y final a la tramitación de la iniciativa legislativa de I-E, que ha decaído.

No es la primera vez que se aborda el intento de reducir la carga lectiva de religión. El 21 de junio de 2018, entonces en lectura única, el Pleno del Parlamento rechazó la iniciativa de EH Bildu, Podemos-Ahal Dugu e Izquierda-Ezkerra. En aquel caso, el respaldo adicional del PSN resultó insuficiente ante la oposición de UPN, Geroa Bai, y PPN.

En este caso, I-E arguía en la exposición de motivos que la Ley Orgánica 2/2006 de Educación, en la redacción dada por la Ley Orgánica 8/2013 para la mejora de la calidad educativa, dispone en sus artículos 18 (Primaria), 24 (ESO) y 25 (Bachillerato) que la asignatura de Religión, la católica de acuerdo a la disposición adicional segunda, es “de oferta obligatoria para los centros y de carácter voluntario para el alumnado”.

En ese marco y habida cuenta que el desarrollo y aplicación de dicha normativa, incluida la fijación de horarios lectivos, corresponde a las Comunidades Autónomas, se invocaba el poder competencial de Navarra para, al amparo del artículo 47 de la Lorafna, rebajar la carga lectiva al mínimo previsto en la normativa básica estatal.

A la sesión, presidida por Patricia Fanlo (G.P. PSN), han asistido, además, Isabel Olave, Iñaki Iriarte, Pedro González, Javier García, Elena Llorente, Raquél Garbayo (G.P. Navarra Suma), Jorge Aguirre, Carlos Mena (G.P. PSN), María Solana, Jabi Arakama (G.P. Geroa Bai), Bakartxo Ruiz, Adolfo Araiz (G.P. EH Bildu), Ainhoa Aznárez (A.P.F. Podemos-Ahal Dugu) y Marisa de Simón (Grupo-Mixto I-E).

Fuente: Parlamento de Navarra

Esta entrada fue publicada en Noticias / Berriak y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s