CHINA: QUIEN DENUNCIA A LAS IGLESIAS SUBTERRÁNEAS RECIBE PREMIOS EN DINERO

29/03/2019

Guangzhou: Como Judas. Quien denuncia a las iglesias subterráneas recibe premios en dinero

de Wang Zhicheng
Las nuevas Medidas miran ante todo a las iglesias domésticas protestantes. Pero es casi cierto que serán aplicadas también a los católicos y a las otras religiones y serán difundidas en todo el país. Los premios son hasta 3 mil yuan si se denuncian indicios; hasta 5 mil si se denuncian a personas extranjeras involucradas; hasta 10 mil si se colabora con la policía. En riesgo también el catecismo enseñados a los hijos en casa. Las denuncias pueden ser realizadas por teléfono, por carta o personalmente.

Guangzhou (AsiaNews) – Desde el 20 de marzo, la Oficina difundió algunas “Medidas” que ofrecen incentivos y premios en dinero a cualquiera denuncie “actividades religiosas ilegales” en la ciudad, como encuentros de comunidades subterráneas, catecismo, relaciones con personal religiosos extranjero. Según la amplitud, los particulares y de la importancia de la denuncia se pueden obtener premios de 3 mil, 5 mil, 10 mil yuan (respectivamente: 398; 663; 1326,6 euros).

“Las autoridades no podían elegir un período mejor, el de antes de Pascua para emitir estas medidas”, dijo a AsiaNews un sacerdote local. “En este período meditamos a menudo sobre la pasión de Jesús y la traición de Judas por 30 denarios. El gobierno de Guangzhou quiere transformar a todos los ciudadanos en tantos pequeños Judas”.

Con toda probabilidad, el aliento a las traiciones se refiere ante todo a las comunidades protestantes no oficiales, que en Guangdong florecen abundantemente. El pasado diciembre, justamente en Guangzhou fue suprimida la Iglesia de Rongguili, una comunidad protestante no oficial que reúne a unos 5 mil fieles. Pero, los cristianos no han dejado de reunirse y rezar juntándose en las casas privadas. Según algunos fieles católicos, es cierto que ellas serán aplicadas a todas las religiones y no sólo en Guangzhou, sino en todo el país.

En febrero de 2018, el gobierno publicó losNuevos Reglamentos sobre las actividades religiosas que prevén multas y arrestos de personas, junto a expropiaciones de edificios donde se realizan “actividades religiosas ilegales”, no sometidas al control de la Oficina asuntos religiosos y de las asociaciones patrióticas. Las nuevas “Medidas” ensanchan la posibilidad del control enrolando vecinos de casa, colegas, casuales observadores. “Ya- dice una apenas bautizada- aquí en China vivimos totalmente una atmósfera del Gran Hermano”.

Carrera a la delación

El documento sobre las “Medidas” se desarrollan en 5 capítulos precisando ante todo las normas generales. El Cap. 2 explica con precisión que la denuncia puede ser hecha “por teléfono”, dando también los números que hay que marcar, “escrita… en el modo más específico y detallado posible”, para enviar o entregarla en mano en diversas oficinas: presentándose “personalmente” en las oficinas competentes, el de los asuntos religiosos o de Seguridad Pública. A todos se les asegura “la máxima reserva”.

El Cap. 3 explica en modo minucioso “qué” es necesario denunciar. Se citan ante todo las actividades religiosas ilegales típicas de la visión negativa de la religión que es del Partido comunista chino: “Promover, apoyar y financiar el extremismo religioso; usar la religión para dañar la seguridad nacional, la seguridad pública, amenazando la unidad nacional a través de la secesión y el terrorismo; violar los derechos civiles y democráticos; poner en peligro el orden social; violar la propiedad pública y privada”. Además se elencan como peligrosas las personas y las actividades como “aquellos que crean lugares religiosos sin autorización; o grupos no religiosos; instituciones no religiosas; lugares no religiosos, lugares temporáneos de culto, actividades religiosas o donaciones religiosas”.

En las denuncias están comprendidas también “organizar formaciones religiosas, conferencias, peregrinaciones para los ciudadanos sin autorización, o dirigir una formación religiosa sin autorización”. De tal modo, se vuelve un gesto criminal pasible de denuncia dar lecciones de catecismo a los propios hijos en casa, visto que con los Nuevos Reglamentos está prohibido en modo absoluto hacer participar a la misa o al catecismo a los jóvenes menores de 18 años.

Luego están las clasificaciones de los premios. Quien da sólo “indicios” recibe 1.00-3.000 yuan; quien “dé pruebas contra organizaciones religiosas ilegales extranjeras y las relativas personas involucradas”, tiene una recompensa de 3 mil- 5 mil yuan; quien “da pruebas y ayuda en las investigaciones para arrestar a los jefes responsables de las organizaciones religiosas ilegales extranjeras”, recibe 5 mil- 10 mil yuan. Quizás pensando que será un verdadera y propia carrera a la delación, el documento precisa que si 2 personas denuncian el mismo caso, será premiado sólo quien denunció primero y “da fe a la fecha de registración de la denuncia”.

Los otros dos capítulos explican que los premios serán decididos y entregados por la Oficina municipal para los asuntos étnicos y religiosos. Los fondos serán puestos a disposición por las autoridades comunales.

Fuente: Asia News
Esta entrada fue publicada en Noticias / Berriak y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s