P. JACQUES HAMEL: «¿ALGUNA VEZ HAS VISTO UN CURA RETIRADO? SEGUIRÉ TRABAJANDO HASTA MI ÚLTIMO ALIENTO»

MÁRTIR POR CRISTO

«Muy valiente para su edad», así describía para Le Figaro, entre lágrimas, el P. Auguste Moanda-Phuati al P. Jacques Hamel, martirizado este martes 26 de julio a manos de dos musulmanes. «Los sacerdotes pueden retirarse ya a los 75 años, pero él prefirió seguir ofreciendo su servicio a las personas porque aún se sentía con fuerzas».

26/07/16

(Agencias) Jacques Hamel nació en 1930 en Darnétal, población de la Alta Normandía. Fue ordenado sacerdote en 1958 y celebró sus «bodas de oro» en 2008 tras rendir 50 años de servicio, según apunta la web oficial de la diócesis de Rouen.

Philippe Maheut, vicario general de la archidiócesis de Rouen, destacaba el cariño que los vecinos tenían hacia el fallecido, según informa EFE. Una vecina del lugar contaba a la BBC que conocía al párroco desde su niñez: «Mi familia lleva viviendo aquí 35 años y siempre hemos sabido de él», «era muy apreciado por todos los vecinos». Tal es así que algunos incluso se han pronunciado en Twitter:

«Me bautizó, me enseñó el catecismo… Estoy indignada, conmocionada, triste…»

«Realmente conmocionado con su muerte, el cura que bautizó a mi hermana y mi madre, que murió sin haber hecho nada para merecerlo»

«Era un hombre sencillo, vivía de la manera más austera posible, sin extravagancias», su compañero Moanda-Puhati también destacaba su calidez, «hemos aprendido muchísimo de su experiencia y sabiduría en la parroquia de Saint-Etienne», añadía el cura congoleño que ha interrumpido sus vacaciones para reunirse con sus feligreses rápidamente.

«Siempre era un rayo de luz en nuestras reuniones parroquiales» afirmaba el padre Aimé-Rémi Mputu Amba, decano de Sotteville-lés-Rouen, quien describía al cura como una persona discreta pero muy atenta. Mputu también destacaba la pasión de Jacques Hamel por su ministerio «a pesar de su avanzada edad aún aportaba vida a la parroquia. Siempre que le decían que debía retirarse con su edad, él siempre respondía ‘¿alguna vez has visto un cura retirado? Seguiré trabajando hasta mi último aliento‘. Para él dar misa, desde el momento en que comenzaba, era una forma de consagración, a pesar de las dramáticas circunstancias» explicaba sobre su compañero a Le Figaro.

En la hoja parroquial del pasado mes de junio, con motivo de las vacaciones de verano, Hamel sostenía «(…) En estos momentos podemos escuchar la llamada que nos hace Dios para cuidar este mundo en el que vivimos, con el fin de hacerlo más cálido, más humano, más fraternal (…)». En el blog de la parroquia donde se colgó dicha hoja parroquial ya han convocado la misa en memoria del padre Hamel para este mismo martes en la Catedral de Rouen, a las 18 horas. «Reunámonos para lanzar juntos nuestras oraciones» añaden.

En 2009 el padre Hamel era entrevistado con motivo de la celebración de la Navidad en su iglesia:

Una vida dedicada a su parroquia

«Desde el comienzo de los ataques en Francia hemos estado teniendo reuniones en el comité interreligioso entre nuestras comunidades» afirma Mohammed Karabila, presidente del Consejo Regional de la Fe Musulmana de Normandía, que describe para Le Figaro al padre Hamel como «un hombre de paz, religión, carismático. Ha dedicado su vida a su religión, sacrificaba su vida por los demás».

Fuente: www.infocatolica.com

Esta entrada fue publicada en Noticias / Berriak y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s