ENCUENTRAN EN UNA MOMIA EGIPCIA UN FRAGMENTO DE LA COPIA MÁS ANTIGUA DEL EVANGELIO

Miércoles, 21 Enero 2015

Encuentran en una momia egipcia un fragmento de la copia más antigua del Evangelio

Se ha encontrado un texto que podría ser la más antigua copia conocida del Evangelio, y que se encuentra en un papiro utilizado para crear la máscara de una momia egipcia. Se trata de un fragmento del Evangelio de San Marcos, fragmento que habría sido escrito antes del año 90 (el original se considera que fue escrito pocos años después de la muerte de Jesucristo). Actualmente, las copias más antiguas datan del siglo II.


El hallazgo lo refiere la revista LiveScience al recoger las investigaciones del doctor Craig Evans, profesor de Nuevo Testamento en el Acadia Divinity College, de Wolfville (Nueva Escocia, Canadá) y de un equipo de unas tres docenas de científicos que están estudiando cientos de textos gracias a una técnica que permite separar el pegamento de las máscaras sin dañar la tinta.

La utilización de papiro para las máscaras de las momias era algo habitual en Egipto, donde los faraones las hacían de oro. En ese papiro reutilizado es donde parece haberse hallado el citado pasaje de San Marcos. El texto fue detado por una combinación de pruebas del carbono 14 y estudiando los otros documentos encontrados junto con el pasaje evangélico.


Craig Evans valora la importancia del hallazgo para estudiar la transmisión de las primeras copias de los Evangelios.

“Estamos estudiando documentos de los tres primeros siglos. No sólo documentos cristianos, no sólo documentos bíblicos, sino también textos clásicos griegos, papeles comerciales, diversos papeles corrientes, cartas personales…”, explica Evans. Entre los documentos griegos, textos filosóficos y copias de obras de Homero.

Según Evans, aunque el fragmento evangélico es pequeño, puede aportar claves sobre el Evangelio de San Marcos. Y, en general, espera que el estudio de las máscaras aporte información sobre cuánto tiempo era reutilizado el papiro antes de dedicarlo a la fabricación de máscaras, y sobre la forma en la que eran transmitidos mediante copia los textos bíblicos: “Tenemos razones para creer que los escritos originales y sus primeras copias pueden haber estado en circulación durante cien años en la mayoría de los casos, y en algunos durante incluso doscientos años. Esto significa que un escriba que hiciese en el siglo III una copia de un texto puede haber tenido a su disposición copias del siglo II o incluso del siglo I”.

Los investigadores publicarán próximamente un volumen con los diversos textos encontrados en las máscaras, existiendo cierta polémica por los daños o detrucción que sufren éstas, discutiendo los expertos sobre qué es más importante, si la máscara o el texto que contiene.

Fuente: www.primeroscristianos.com

Esta entrada fue publicada en Noticias / Berriak, Recursos / Baliabideak y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s