LA EDUCACIÓN RELIGIOSA EN LOS COLEGIOS RELIGIOSOS. ENTREVISTA A EDUARDO LUDWIG SANZ-ORRIO, DIRECTOR DEL COLEGIO NUESTRA SEÑORA DEL PILAR DE ZUERA (ZARAGOZA)

Nov 13, 2012
Entrevista a Eduardo Ludwig Sanz-Orrio, director titular del Colegio Nuestra Señora del Pilar, Zuera (Zaragoza). Eduardo Ludwig Sanz-Orrio es licenciado en economía y diplomado en ciencias religiosas. Fue ordenado diácono permanente en la diócesis de Pamplona el pasado 12 de octubre. Eduardo es una persona que siente gran inquietud por la educación, especialmente por la educación en la fe y en valores de los niños y adolescentes.

Usted es director titular de un colegio concertado religioso. ¿Cómo ve el futuro de la enseñanza religiosa en España?

El futuro de los colegios religiosos está en ofertar dos cosas: por un lado una enseñanza de calidad y por otro lado un ideario religioso con fundamento. Los padres pueden elegir libremente un centro religioso para sus hijos y si lo hacen es porque quieren que sus hijos reciban una educación en la religión cristiana y en los valores cristianos. Una educación religiosa de calidad no se puede limitar a la clase de religión y las actividades pastorales; todas las asignaturas deben estar en sintonía con la religión y sus valores.

Nos puede dar un ejemplo

Un ejemplo claro es que la creación del mundo según la Biblia no está en absoluto en contradicción con los resultados de las investigaciones científicas al respecto. Pero esto hay que transmitirlo a los alumnos. Intentar demostrar a través de la ciencia que Dios no existe no es solo un error sino una manipulación y no se debería permitir en ningún centro, sea de ideario católico o no, que los alumnos sean indoctrinados con estas teorías ideologizadas del ateísmo fundamentalista. Un centro religioso no solo no debe adoctrinar sino explicar explícitamente porque no hay contradicción.

¿Cómo puede saber una familia si el colegio al que quiere mandar a sus hijos tiene un buen ideario católico?

Nos podemos hacer una idea comparando por ejemplo las programaciones pastorales de los centros o viendo qué actividades complementarias (excursiones, teatros, charlas con ponentes externos) ofertan y si en estas hay o no alguna actividad que les haga profundizar a los alumnos en la religión cristiana. Esta información suele estar en las páginas web de los centros. Pero opino que es mejor preguntar en el centro y cerciorarse si el ideario realmente es un hilo conductor en todas las actividades y asignaturas del centro.

¿Piensa usted que en el siglo XXI las familias demandan una educación religiosa para sus hijos?

Pienso que en este siglo los padres son más conscientes de los riesgos que corren sus hijos que a finales del siglo XX. Si un proyecto educativo está basado en los valores y la moral cristiana los padres tienen la tranquilidad de que sus hijos van a aprender los valores tradicionales y que no se les va a adoctrinar con los antivalores, modas o ideologías que no buscan el bien y la felicidad del niño. Muchas familias demandan una enseñanza religiosa para sus hijos porque quieren que su hijo reciba una educación religiosa y en la fe, otras familias quizás no den tanta importancia a la fe y la religión pero les interesa que sus hijos tengan como base de su educación los valores cristianos porque esto les da la seguridad de que no van a aprender nada malo.

Hoy en día los padres se preocupan mucho por la educación moral se sus hijos ya que se transmiten muchos antivalores. Pero si en un colegio religioso la religión está en la base del proyecto educativo los padres tendrán mucha tranquilidad y podrán fiarse de que sus hijos están en buenas manos.

¿Y el profesorado? ¿Debe ser católico en un centro religioso?

Si queremos educar desde los valores cristianos y ayudar a los alumnos a desarrollar una vivencia religiosa lo importante es que el ambiente del colegio fomente esto. Para ello tiene que haber profesores católicos que den testimonio de su fe, les ayuden a los alumnos a desarrollar su vivencia religiosa y puedan responder a sus preguntas e inquietudes. Pero opino que no es necesario que todo profesor sea católico siempre y cuando se sienta parte del fundamento religioso del centro, lo apoye y colabore.

¿Cómo puede colaborar un profesor que no se siente parte de la Iglesia en el proyecto educativo religioso?

Puede transmitir muchos valores a los niños porque los importantes valores que transmite la Iglesia son universales y no hace falta ser una persona de fe para tenerlos y transmitirlos. Así los alumnos ven que estos valores van más allá de las creencias religiosas de los profesores católicos. Los chicos saben desde muy temprana edad que no todo el mundo es católico o creyente. Estos profesores dan testimonio de que ellos están igual de preocupados en los valores éticos de sus alumnos y que por eso colaboran con el proyecto educativo cristiano del centro.

Usted dice que un colegio religioso debe tener un ambiente que fomenta la vivencia religiosa de los chicos. ¿Cómo debe ser ese ambiente?

Ese ambiente se logra cuando los chicos ven que pueden hablar sobre la religión con toda naturalidad del mundo con sus compañeros y con los trabajadores del centro, cuando ven que no es algo raro creer en Dios y en la Iglesia. Eso se hace realidad cuando por ejemplo los chicos no se limitan a hacer preguntas sobre la religión en horario de religión o pastoral y cuando ves que ellos tienen conversaciones sobre la religión o que en el recreo sin que ningún adulto se lo proponga se junten para rezar.

A veces los padres tienen miedo de que la enseñanza religiosa pueda ser sectaria. ¿Qué opina usted al respecto?

Pienso que ninguno de los titulares de centros religiosos en España es “sectario”. Puede haber matices distintos en la espiritualidad en función del titular. En la Iglesia tenemos distintas sensibilidades siendo todos católicos. Esto es algo bueno y demuestra la riqueza de la Iglesia. Pero eso no convierte a una orden o a un movimiento en “sectario”.

Algunos padres se preocupan de que el ideario católico pueda ser demasiado rígido. ¿Piensa usted que esta preocupación está fundamentada?

La Iglesia es la institución que más años de experiencia tiene en educar niños. De ella han nacido las universidades y de ella han nacido los grandes educadores como San Juan Bosco (fundador de Salesianos) o San José de Calasanz (fundador de los Escolapios). Si estudiamos la vida de estos grandes santos vemos que ellos no adoctrinaban sino educaban en libertad. Estos hombres y mujeres son los ejemplos en los que nos basamos hoy en día en los colegios religiosos. Por tanto si el ideario del centro está basado en la libertad que nos marca la religión católica y en Cristo eso no puede ocurrir.

¿Qué actividades religiosas se realizan en su centro y quién las organiza?

Nosotros tenemos por un lado una programación de actividades pastorales que se realizan en horario lectivo. Luego ofertamos una extraescolar de Pastoral para los chicos que quieran profundizar en la fe. Damos mucha importancia a lo vivencial y a la oración en la capilla para que los chicos aprendan desde la vivencia y no solo desde la teoría. También hacemos convivencias y excursiones a lugares religiosos. Luego está la clase de religión. Todos los días se reza y se bendice la mesa. Para la realización de estas actividades tenemos un equipo de pastoral formado por el coordinador de Pastoral que soy yo y un profesor por ciclo.

¿Qué recomendaría a un director de otro centro religioso?

Que invierta recursos en la pastoral del centro y sobre todo que trabaje para que la acción pastoral no consista solo en actividades sueltas sino que se integre en todo el proyecto educativo. Debe vigilar que todas las asignaturas y actividades les ayuden a comprender a los alumnos que la instrucción que reciben no solo no está en contradicción con la religión sino que la complementa. Para ello necesita tener de profesores comprometidos con este tema y un grupo de profesores coherentes en su vida de cristianos.

Debe cuidar mucho que se viva la caridad cristiana en el centro, es decir que en el centro se vivan los valores como el perdón, la corrección fraterna, la amabilidad, la paciencia, la ayuda mutua, etc. tanto en el trato de los profesores con los alumnos como en el trato que tienen unos alumnos con otros.

Debe cuidar mucho la estética de todo lo que se hace y el sentido de la belleza.

También debe intentar que el colegio sea un lugar en el que los alumnos se sientan a gusto.

Muchas gracias Sr. Ludwig por la entrevista. Nos agradaría que en otra ocasión nos ampliara la información que nos ha dado.

Muchas gracias y encantado de volver a hablar con vosotros.

Fuente: www.noticiasjovenes.com

Quizás también le interese:

Pide al Gobierno que haga justicia a la clase de Religión Católica

Carbonell considera “tibia” la reforma de Wert, mientras CEAPA y los sindicatos plantan al Consejo Escolar del Estado

La Trascendencia es imprescindible en una educación integral

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Opinión / Iritzia y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s